Apreciaciones, Lectura

#Apreciaciones: Rebelión en la granja – George Orwell

Fotografía de El Intransigente (elintransigente.com)

Este viaje ha sido corto, predecible tanto como impactante y escandalosamente realista.

Rebelión en la granja ilustra la naturaleza humana con animales; para recordarnos lo que en realidad somos. Y eso que en realidad somos, es lo que creemos que son los animales.

Este libro sorprende por su sencillez y tono caricaturesco, aunque esa sea una impresión exagerada y un poco precipitada. A medida que uno avanza tiene el sentimiento de estar leyendo una historia conocida, es como si alguien nos contara lo que hicimos durante el día ¡Un Deja Vu! 

Orwell creó un relato atemporal sobre una parte indivisible del ser humano: su necesidad de dominar a otras especies y a la suya propia. Este libro es un breve, pero profundo recorrido sobre las pilastras mismas de la historia humana.

Desde que Caín cesó el latido del corazón de su hermano, el hombre ha demostrado ser capaz de ejecutar cualquier acto irracional, egoísta y perverso que le permita colmar sus deseos y saciar su sed de poder. Las justificaciones de los humanos para destruirse entre sí han sido muchas: la búsqueda de la paz, la religión, el dinero, las tierras y hasta el orgullo. Encuentro prudente comparar la lectura de esta obra, con el análisis de la molécula más pequeña e insignificante de un cuerpo, para descubrir que ésta define el absoluto de su estructura. Así es como la necesidad de dominar ha definido el rumbo de nuestra historia, una historia atroz en la que cometemos los mismos errores una y otra vez.

LOS SIETE MANDAMIENTOS

 Todo lo que camina sobre dos pies es un enemigo.

Todo lo que camina sobre cuatro patas, o tenga alas, es un amigo.

Ningún animal usará ropa.

Ningún animal dormirá en una cama.

Ningún animal beberá alcohol.

Ningún animal matará a otro animal.

Todos los animales son iguales.

En Rebelión en la granja, un grupo de animales -cansados del maltrato- decidieron rebelarse contra sus amos humanos, expulsarlos de su propia granja y establecer un régimen de paz e igualdad, basado en siete mandamientos.

Un grupo de cerdos lideró el proceso de transición de su vida de esclavitud hacia el disfrute pleno de sus libertades. Una serie de eventos “inesperados” adulteraron los acuerdos; las leyes se tornaron endebles cuando debían ser cumplidas por los líderes y severas con los pobladores. 

Era un cerdo, caminando sobre sus patas traseras.

Sí, era Squealer. Un poco torpemente, como si no estuviera totalmente acostumbrado a sostener su gran volumen en aquella posición, pero con perfecto equilibrio, estaba paseándose por el patio. Y poco después, por la puerta de la casa apareció una larga fila de tocinos, todos caminando sobre sus patas traseras. Algunos lo hacían mejor que otros, si bien uno o dos andaban un poco inseguros, dando la impresión de que les hubiera agradado el apoyo de un bastón, pero todos ellos dieron con éxito una vuelta completa por el patio. Finalmente se oyó un tremendo ladrido de los perros y un agudo cacareo del gallo negro, y apareció Napoleón en persona, erguido majestuosamente, lanzando miradas arrogantes hacia uno y otro lado y con los perros brincando alrededor.

Llevaba un látigo en la mano.

Sistemáticamente el nuevo régimen abandonó sus ideales y se implantó un entorno de violencia jamás visto. Brotaron amenazas sociales como el adoctrinamiento, los abusos de autoridad, los círculos de violencia, el limitado acceso a la educación, la corrupción y la manipulación de la conciencia colectiva. 

Esta fábula distópica del escritor inglés George Orwell, es una crítica evidente a la dictadura estalinista en una época en que los soviéticos estaban aliados a occidente. Sin embargo, será considerada un clásico de la literatura universal, y en cualquier momento y lugar reflejará el comportamiento humano.

Por primera vez Benjamín consintió en romper la costumbre y leyó lo que estaba escrito en el muro. Allí no había nada excepto un solo Mandamiento. Éste decía:

TODOS LOS ANIMALES SON IGUALES,

PERO ALGUNOS ANIMALES SON MÁS IGUALES QUE OTROS.

Después de este libro, se recomienda la lectura de 1984 (Puedes ver las apreciaciones acá)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s